30 años de la telefonía móvil: qué celulares cambiaron la historia

Desde que los celulares dejaron de ser de uso militar y comenzaron a comercializarse, hubo una revolución en la forma en que nos comunicamos y relacionamos.

30 años de la telefonía móvil: qué celulares cambiaron la historia

En los últimos 30 años, el mundo de la telefonía móvil está en constante evolución pero hay marcas que se hicieron fuerte en el panorama tecnológico dejando su huella en forma de teléfono. Actualmente, la gente no se imagina vivir sin celular, ya que, además de comunicarnos, se convirtió en nuestro despertados, agenda, mapa y mucho más. ¿Te acordás cuál fue tu primer teléfono móvil?

Según la animación creada por James Eagle para Visual Capitalist, el mercado de la telefonía móvil evolucionó de forma constante y radical a lo que se refiere a fabricantes. Motorola inició el segmento de producto y fue una de las marcas más relevantes, desde que en 1983 sacó a la venta el DynaTAC 8000X, conocido popularmente como «ladrillo» por sus dimensiones. Luego, el StarTac se convirtió en objeto de los más deseados a mediados de los ’90.

En enero de 1993 Motorola dominaba el mercado seguido muy de cerca por Nokia. Este duelo norteamericano-finlandés se disputó el mercado de los celulares hasta que, pocos años después, este comenzó a diversificarse con el ingreso de Sony, que posteriormente se asoció con Ericsson, otra de las grandes compañías de teléfonos.

Otra empresa que tuvo gran preponderancia fue Siemens, aunque por poco tiempo. Corriendo de atrás venía Samsung, empresa que creció rápidamente en este mercado y actualmente se convirtió uno de los fabricantes más importantes junto a Xioami.

Las marcas que pasaron a la historia

La telefonía móvil está plagada de grandes nombres que tuvieron relevancia en determinados momentos para después perderla por completo. Nokia es un buen ejemplo, otro fue Windows Phone, que quedó casi en el límite del desconocimiento hasta que renació con HMD Global manteniendo una porción de mercado mínima. Motorola aguantó cierta posición, igual que Sony. Existen fabricantes que pasaron del todo al nada, como RIM y su BlackBerry (aunque siempre estará en nuestros corazones).

Hitos de la telefonía móvil en los últimos 30 años

1992: Nokia y Motorola comparten casi el 100 % del mercado. Teléfonos como el Nokia 1011 o el Motorola International 3200 conformaban las opciones principales.
1994: la telefonía móvil empieza a ser popular. Muestra de ello es la aparición de más fabricantes, como Sony. La marca ofrecía en Japón teléfonos tan peculiares como el Sony CM-R111, presentado un año antes.
1995: Samsung no inició su andadura en la telefonía móvil este año (su primer móvil fue el Samsung SC-1000, de 1985), pero sí es la primera vez que logra relevancia como fabricante. Ya sabemos en qué desembocará su carrera.
2000: Nokia domina el mercado con una cuarta parte del pastel; con Motorola siguiéndole los pasos y una RIM que ya distribuía smartphones con su familia BlackBerry. En el 2000 salió una de las joyas reconocible por todos: el Nokia 3310.
2005: el mercado se atomiza con marcas reconocibles que distribuían el poderío móvil entre Norteamérica (Motorola, RIM, Palm), Europa (Nokia, Siemens) y Asia (Samsung, Sony y LG; los japoneses de Sony ya estaban asociados a los suecos de Ericsson). Este es el año de otro de los hitos de la gama media de toda la historia: el Nokia 3210.
2007: el mercado tradicional de telefonía está a punto de trastocarse con la puesta en circulación del que será un auténtico coloso: el iPhone. Este hito marca el declive del teléfono tradicional o dumbphone para erigir al smartphone como el tipo de móvil por antonomasia; una tendencia que Symbian, y mayoritariamente Nokia, ya andaban asentando. Además, en este año comienza a revertirse la tendencia: de teléfonos cada vez más pequeños a progresivamente más grandes.
2008: otro año que marcará el futuro, es justo la época en la que aparece el primer Android, el HTC Dream/G1. La marca asiática no era muy relevante por aquellas fechas a pesar de que tenía móviles muy conocidos, como el HTC Touch Diamond.
2010: la animación de James nos muestra una lucha a muerte entre Samsung, Motorola y Apple; con los tres primeros puestos disputándose casi el 60 % del mercado internacional. Y 2010 es un año importante para los modelos clave de la telefonía: Samsung presenta su Samsung Galaxy S original, un Android que rompió moldes para dar comienzo a la popularización de este sistema.
2011: el año en el que Xiaomi lanza su primer teléfono, el Xiaomi Mi 1. A ninguno se nos pasó por la cabeza que una marca tan desconocida, y que apuntaba sólo a China, terminaría convirtiéndose en lo que es hoy en día.
2015: aún de forma tímida, pero notoria, las marcas chinas irrumpen en el gráfico para representar la notable importancia que van a adquirir. Xiaomi, OPPO, Lenovo o Huawei.
2017: Xiaomi desembarca en el mercado internacional con España como punto neurálgico. Es la señal de que las marcas chinas iban a comerse casi por completo el mundo: después llegaron OPPO (que ya se había internacionalizado tímidamente antes), Realme o Vivo, por ejemplo. Huawei contaba con un 5 % de cuota mensual, aproximadamente.
2019: el éxito de las marcas chinas es abrumador, pero hay una cara oculta de la moneda, el fracaso. Huawei lo descubrió este año: el Gobierno de Estados Unidos le impuso un veto que ha hecho desaparecer a la marca de las primeras líneas. A finales de 2019 Huawei alcanzaba el 10 % de cuota mundial. En la actualidad es prácticamente cero.

Check Also

Hiperreal: así es el F1 22

Hiperreal: así es el F1 22

La nueva edición del videojuego presentado por EA Sports es tendencia por sus novedades y …