Con la cuarentena creció el uso de billeteras electrónicas como medio de pago

El aislamiento, el miedo al contagio y la cantidad de gente que no tiene tarjeta de débito hizo que creciera el uso de las billeteras electrónicas.

Por la cuarentena obligatoria dispuesta por el Gobierno nacional para evitar el avance del coronavirus se incrementó el uso de las billeteras electrónicas y en el sector vislumbran que en el país se está dando un nuevo paso hacia una economía sin dinero físico para las transacciones.

Las principales empresas y entidades bancarias que ofrecen este servicio mantienen la expectativa de que esta herramienta sea utilizada por el Estado para llegar a quienes no tienen cuentas bancarias, como sucede con muchos de los potenciales beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

Por otro lado se formalizó a través del sitio web de la ANSES que una de las formas de pago del IFE es la nueva herramienta del Banco Provincia, Cuenta DNI, que se puede gestionar de manera virtual sin costo. Pero las billeteras digitales 100% fintech, es decir que no son una unidad de negocio de un banco tradicional, por el momento no están comprendidas como herramienta de pago de este beneficio.

Según comunicó la cámara que agrupa a las fintech, la decisión que les comunicó el Gobierno fue la de “priorizar medios más robustos y probados”. Más allá de esta situación, la cámara indicó a sus socios que con el Estado “seguiremos con los procesos de convenios para otras prestaciones y desembolsos”.

“Seguimos dispuestos a ayudar al Gobierno Nacional en lo que ellos dispongan”, señaló Alex Torriglio de la firma Xcoop, bajo el convencimiento de que las “plataformas digitales evitan el manejo de efectivo y contribuyen a morigerar el riesgo de contagio”.

“El pago de las asignaciones de ANSES, como el IFE, mediante billeteras virtuales es un paso importante para toda la industria y una alternativa viable para quienes no están bancarizados pero cuentan con un celular”, indicó el responsable de Naranja X, Gastón Irigoyen, a Télam.

Quién explicó que la coyuntura impuesta por la pandemia “impulsó la adopción de herramientas de pagos sin contacto”, y agregó que “ayudó a evidenciar que, a futuro el uso del efectivo debería disminuir pues ya está comprobado que el manejo de efectivo es inseguro, incómodo y en este contexto también un foco de infección”.

Analistas del ambiente fintech coincidieron en que la “debilidad” de las billeteras para los pagos a no bancarizados es “cultural” y que por lo tanto incluye la educación tecnológica y financiera.

Por su parte el responsable en el país de 4Finannce, Salvador Calogero, sostuvo que “desde el 20 de marzo (cuando comenzó la cuarentena) la realidad cambió sustancialmente”, y precisó que el pago presencial se redujo desde un 60% al 30% tras el inicio de la cuarentena; mientras que las transferencias bancarias treparon del 30% al 50% y los pagos digitales del 10% al 20%.

Ese cambio incluyó un esfuerzo de comunicación de la empresa que se reflejó en la duplicación del tiempo promedio de las conversaciones telefónicas porque muchos clientes “desconocían cómo ingresar y generar la clave del ‘home banking’ o realizar una transferencia a otra cuenta”, dijo Calogero.

Además consideró que la infraestructura tecnológica de las billeteras digitales, aún las que no tienen detrás a un banco tradicional, puede responder a un incremento de la demanda “porque todas las empresas fintech nacieron con una infraestructura digital y trabajando con proveedores que se encuentran en la nube lo cual permite tener esa flexibilidad en dosificar los recursos necesarios”.

Por su parte el titular de Moni, Juan Pablo Bruzzo, manifestó que “la principal barrera para el uso de billeteras virtuales, no está del lado del consumidor sino del comercio, especialmente de los más chicos” porque “piensan que formalizar la economía es pagar más impuestos”.

En ese sentido, desde Mercado Pago, Alejandro Melhem, sostuvo que el uso del link de pago por parte de comerciantes, profesionales y emprendedores creció exponencialmente desde que comenzó la cuarentena, porque llega a los compradores o clientes aún cuando estos no tengan descargada la aplicación de Mercado Pago.

Este servicio tiene “un 90% más de vendedores activos, lo que representa un total de 18.000 comerciantes, profesionales y emprendedores” quienes tuvieron un incremento del 100% en sus ingresos, “la facturación promedio por día es de $5.000 y un ticket promedio por compra de $1.800”, precisó Melhem.

Desde TodoPago, la plataforma del grupo Prisma, promocionan el uso del ‘Botón de Pago’, que “no está dirigido a un segmento en especial” y que está “pensado para que puedan utilizarlo desde cualquier teléfono”, indicó el responsable de la empresa, Agustín Parodi.

Check Also

Descubren que Chrome conserva información que los usuarios eliminan en Google y YouTube

Un desarrollador encontró la cuestionable práctica en el navegador que va en contra de la …