Golpe a Uber: deberá clasificar a los conductores como empleados en Ámsterdam

Un tribunal determinó que no debe catalogarlos como contratistas, decisión que supone un cambio de paradigma en el modelo de negocios de la compañía de transporte.

Uber anunció que apelará la decisión de la justicia neerlandesa.

Uber ha recibido un revés en los Países Bajos, con la decisión de un tribunal que estableció que la compañía deberá clasificar a los conductores como empleados y no como prestadores de servicio.

La deliberación es similar a la que se dio a conocer en marzo de este año en el Reino Unido, cuando la justicia de aquel país exigió que los más de 70.000 conductores reciban una salario mínimo, vacaciones pagos y pensión, entre otros beneficios laborales.

Ambos escenarios suponen un fuerte golpe para el modelo de negocio de Uber, que ha considerado a los conductores como contratistas independientes y, en tanto, se ha mantenido apartado de las obligaciones propias de los empleadores. En la mayoría de los mercados la empresa clasifica a sus conductores como contratistas en lugar de empleados directos, lo que le permite evitar el pago de un salario mínimo o días de enfermedad.

Desde 2018, Uber propone alternativas como un seguro gratuito para cubrir gastos por enfermedad, lesiones, maternidad y/o paternidad.

El caso neerlandés
El Tribunal de Distrito de Ámsterdam anunció que exigirá a Uber extender los beneficios laborales a los cerca de 4.000 conductores en esa ciudad, determinando que ellos deben ser considerados empleados y estar cubiertos por los acuerdos sindicales.

Además, la empresa de transporte deberá pagar una multa de 59.000 dólares y en algunos casos entregar el salario a los conductores, según informa New York Post.

Desde Uber dijeron que apelarán la decisión de la justicia neerlandesa y que “no tiene planes de emplear conductores” en ese mercado. “Estamos decepcionados con esta decisión porque sabemos que la inmensa mayoría de los conductores desean seguir siendo independientes”, dijo Maurits Schönfeld, gerente general de Uber para el norte de Europa. “Los conductores no quieren renunciar a su libertad de elegir cuándo y dónde trabajar”, añadió en ese sentido.

Por su parte, un vocero de la Federación de Sindicatos en los Países Bajos celebró la decisión. “Debido al fallo del juez, los conductores de Uber ahora son empleados automáticamente. Como resultado, recibirán más salarios y más derechos en caso de despido o enfermedad”, dijo Zakaria Boufangacha, vicepresidente de esa organización.

¿Una movida puramente beneficiosa?
Tal como notamos en esta nota cuando se anunció la mentada medida en el Reino Unido, la obligación de que empresas como Uber (parte de lo que se conoce como “economía gig” y el trabajo informal) consideren a contratistas como empleamos, podría derivar en algunos inconvenientes, también para los usuarios de esas plataformas colaborativas.

Al respecto, algunos expertos consideran que los nuevos vientos que soplan en la escena “gig” podrían afectar, más que beneficiar, a muchas personas que por diversas circunstancias (incluyendo la desocupación y la crisis económica producto de la pandemia) se volcaron a ese tipo de tareas, incluyendo a la multitud de repartidores de productos.

Según Mary Walker, una abogada laboral citada por BBC, los derechos ganados por los trabajadores de Uber “hará que muchas empresas gig revisen sus prácticas y los riesgos asociados con urgencia” y que eso podrían derivar en reestructuraciones en esas firmas que podrían quedarse con un menor número de trabajadores. Otros hablan de un posible efecto dominó y del fin del camino del “falso autoempleo”.

Check Also

“Stop Facebook”: más de 50 organizaciones reclaman por una ley que termine con el modelo de negocios de la red social tras el testimonio de una ex empleada

“Stop Facebook”: más de 50 organizaciones reclaman por una ley que termine con el modelo de negocios de la red social tras el testimonio de una ex empleada

Buscan “poner fin de manera efectiva al modelo de negocio actual” del gigante tecnológico con …